Tras la comparecencia del consejero este miércoles en la Comisión de Educación de la Cortes de Castilla-La Mancha, la concejal ha recordado que “el colegio de El Quiñón es un centro de línea dos, en el que hay actualmente más de 900 alumnos”, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

“El colegio cuenta con 18 aulas dentro del edificio y 17 aulas prefabricadas. No incluir en el Plan de infraestructuras la planificación de un segundo colegio público significa dar por sentado que la Consejería no tiene ninguna intención de eliminar las aulas prefabricadas en este colegio, a pesar de que el Gobierno regional ha anunciado a bombo y platillo la eliminación de las aulas prefabricadas en toda la región”, ha indicado.

En este sentido, ha añadido que la puesta en marcha del colegio concertado el año que viene no será suficiente para absorber la demanda creciente en los próximos años. Así, ha señalado que “según el padrón municipal en este momento, el próximo curso al menos 164 alumnos comenzarán su etapa escolar en primer curso de Educación Infantil en el barrio. Esta cifra va a seguir aumentando en los próximos meses. Con estos datos la falta de plazas escolares seguirá siendo un problema en El Quiñón, a pesar del centro concertado”.

Además, ha mostrado su preocupación por los problemas de saturación en los próximos años. “No planificar las infraestructuras necesarias en esta legislatura supone que hasta el año 2020 no se contemplará la construcción del nuevo colegio, lo que significa que no podrá estar construido antes de 2023 y la población en El Quiñon va a seguir aumentado en los próximos años de forma constante”.

En relación con el instituto, la concejal ha señalado que cada día más de 250 alumnos de El Quiñón se desplazan al instituto Las Salinas, en Seseña Nuevo, que ya está saturado. “Con el aumento progresivo de población la planificación del instituto es ya una cuestión urgente”.

Por último, Isabel Domínguez ha instado al Gobierno regional a reconsiderar su postura y atender las necesidades educativas de Seseña, que es el municipio que más ha crecido en el último año. “La planificación de nuevas infraestructuras es imprescindible para garantizar una educación de calidad a los alumnos de Seseña y es una demanda constante de las familias”, ha concluido.