El portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de , , ha asegurado este jueves que el Consistorio estudiará la licitación de la oficina de información turística de la Puerta de Bisagra y ha añadido que lo importante es que funcione y “esté abierta”.

Así ha respondido Perezagua durante la rueda de prensa para informar sobre asuntos de la Junta de y a preguntas de los medios sobre la licitación del contrato de servicios de recepción, atención e información turística de la de la Junta en Toledo, que se ha publicado este jueves en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha.

El portavoz municipal ha recordado que esta oficina de turismo es “de propiedad municipal y está sometida a un contrato con la Comunidad Autónoma, que viene de la época de Franco y que termina el 16 de febrero de 2016”.

En este sentido, Perezagua ha explicado que el edificio está dentro del registro de bienes revertibles del Ayuntamiento, lo que significa que su gestión, que ahora depende de la Comunidad Autónoma, revertirá al Consistorio en febrero de 2016, “salvo que se firme un nuevo contrato o convenio”, algo que según el portavoz municipal, al Ayuntamiento “le encantaría” porque lo que quieren es “tener la oficina abierta”.

“A nosotros lo que nos interesa ahora mismo es que tenga funcionamiento, lo que ha sido lamentable es que el sector turístico de esta ciudad haya soportado durante más de dos años el cierre de la principal oficina de Castilla-La Mancha. Era la oficina que más visitantes tenía de la Red de Información de Turismo (INFOTUR) de la región”, ha añadido el portavoz.

Asimismo, ha asegurado que si finalmente no se pone en funcionamiento por parte de la Comunidad Autónoma, el Ayuntamiento pediría la reversión de dicha oficina para su gestión municipal. “Si ellos no lo hacen, lo haríamos nosotros”, ha aclarado Perezagua.

Por último, el portavoz del Consistorio toledano ha lamentado que desde la Junta de Comunidades no haya habido “ningún tipo de comunicación” con el Ayuntamiento sobre esta licitación, y les ha recordado que “ellos son inquilinos de esta oficina y lo que deben hacer es comunicar al propietario, que es el Ayuntamiento, cuál es su intención; eso sería lo correcto”.