Estas son las medidas acordadas por el Consejo, en el que se encuentran representados grupos políticos, empresarios, sindicatos, vecinos, ecologistas, colectivos de defensa del Tajo, , y la , representantes que han expresado su preocupación por la contaminación del río Tajo y su oposición al trasvase, ha informado el Consistorio en nota de prensa.

Para dar cumplimiento a estos acuerdos, el Ayuntamiento pondrá en conocimiento de la Fiscalía de Medio Ambiente y del Parlamento Europeo la situación que, desde hace décadas, sufren los vecinos de Toledo por la contaminación del río Tajo en la capital de Castilla-La Mancha, afectando también a sus riberas.

De igual modo, se va a promover una reunión con los ayuntamientos ribereños afectados por el mal estado del río con el fin de mostrar unidad en la defensa del Tajo, y se organizarán jornadas de concienciación, sensibilización e información con diferentes colectivos.