(BEI) financiará la modernización de la flota de autobuses del Grupo Ruiz con 27,5 millones de euros para la puesta en circulación de 173 nuevos vehículos menos contaminantes, según informó en un comunicado.

La vicepresidenta del BEI, , y el presidente de Grupo Ruiz, , han firmado el acuerdo en . Con este acuerdo, Grupo Ruiz podrá sustituir autobuses diésel más contaminantes por 32 de tipo eléctrico y otros 141 que funcionan con gas natural comprimido.

Los nuevos vehículos se destinarán a dar servicio de transporte público en Madrid, Mallorca, , , y , cubriendo líneas tanto urbanas como interurbanas. Su entrada en circulación, a lo largo de los dos próximos años, tiene el objetivo de contribuir a mejorar la calidad del aire en estas ciudades. Las inversiones de Grupo Ruiz financiadas por el BEI incluyen la construcción de 3 nuevas estaciones de recarga eléctrica, en , Alcudia y .

La vicepresidente del BEI, Emma Navarro, ha destacado que apoyar un transporte colectivo sostenible, que reduzca las emisiones contaminantes, es una de las grandes prioridades del BEI. “Como Banco del clima de , tenemos el firme objetivo de aumentar los recursos que destinamos a apoyar inversiones que promuevan la acción a favor del clima, al tiempo que generan crecimiento económico y empleo”, ha matizado.

Por su parte, el presidente de Grupo Ruiz, Gregorio Ruiz, ha señalado que en la compañía son “muy conscientes” de su responsabilidad en uno de los “grandes retos del siglo”.

“Los agentes de movilidad tenemos un papel decisivo en esta tarea y por ello nuestro compromiso es seguir impulsando un transporte mucho más sostenible, andadura que ya iniciamos hace más de 25 años con nuestros primeros autobuses de gas natural. Este acuerdo entre el BEI y Grupo Ruiz pone de manifiesto la importancia de aunar fuerzas para conseguir este objetivo”, ha añadido.

Desde 2016, el banco de la Unión Europea cuenta con una iniciativa conjunta con para facilitar financiación para sistemas de transportes más limpios (‘Cleaner Transport Facility’), que está contribuyendo a que muchas ciudades españolas dispongan de nuevos vehículos, híbridos, eléctricos o de gas natural comprimido de última generación, que sustituyen a vehículos diésel antiguos más contaminantes. El acuerdo firmado hoy es el quinto financiado por el BEI en España bajo esta iniciativa, para el que ya ha facilitado cerca de 230 millones de euros