La Biblioteca de Castilla-La Mancha ha decidido nombrar directora honoraria de este centro a , que dirigió la Biblioteca Pública Provincial de desde 1959 hasta su jubilación en 1994.

Está previsto que la entrega de esta distinción la realice el consejero de Educación, y Deportes, Marcial , en el acto institucional que tendrá lugar con motivo del XV Aniversario en la sala Borbón- de la Biblioteca este miércoles, día 16, a las 17.30 horas, según ha informado la Biblioteca en nota de prensa.

Aparicio, que nació en , —como el cardenal Lorenzana, verdadero padre de esta biblioteca—, ha dedicado toda su vida profesional a la biblioteca toledana y a luchar por extender los valores de la biblioteca pública. Es licenciada en Ciencias Románicas; en 1955 ingresó en el Cuerpo Facultativo de Archivos, Bibliotecas y Museos. Ha sido académica numeraria de la , hasta que, por cambio de residencia, ha pasado a académica correspondiente.

Obra de Julia Méndez es la reunificación de la colección Borbón-Lorenzana y su garantía de mejor conservación y difusión, a través del convenio que propició entre el Arzobispado de Toledo, que donó generosamente esta colección al Estado, y el .

Impulsó la nueva sede de la Biblioteca en el Paseo del Miradero (llamada ), que fue un foco de actividad cultural en la ciudad de Toledo en los años sesenta y setenta del siglo XX.

Además, dirigió el y alentó el nacimiento de bibliotecas públicas en diversos municipios de esta provincia.

SERVICIO DE BIBLIOBUSES

También fue fruto de su actividad profesional la puesta en marcha del servicio de bibliobuses, siendo Toledo la primera provincia que fue atendida de forma total por este servicio en el caso de localidades que carecían de biblioteca estable.

Es sin duda la mayor especialista en los fondos antiguos de la Biblioteca de Castilla-La Mancha y en las características de los libros impresos de los siglos XVI, XVII y XVIII, especialmente de sus encuadernaciones. Ha publicado numerosos libros y publicaciones, destacando sus catálogos de incunables y de fondos del siglo XVI de la Biblioteca, así como de la colección Malagón Barceló. Es autora, también del libro ‘La Biblioteca Pública, ¿índice del subdesarrollo español?’.