En declaraciones a los medios desde , ha dicho que este extremo “no será un impedimento”, al tiempo que ha sostenido que su candidatura tiene la intención de “fortalecer” los gobiernos socialistas en la Comunidad Autónoma y en los municipios donde ostenta la Alcaldía.

Ha aprovechado además para denunciar “presiones” de miembros del partido a otros militantes para conseguir avales. “Si algún compañero del PSOE me dice que me avala porque se le ha presionado, yo rompo ese aval. Sólo quiero avales basados en los principios socialistas”, ha señalado.

Blanco ha querido hacer un paralelismo entre la situación en Cataluña de cara al próximo 1 de octubre —fecha teórica de la celebración del referéndum por la independencia— con el 1 de octubre de 2016, “fatídico día cuando se depuso a ” de la Secretaría General.

“Aquél día muchos compañeros rompieron el carné y al resto se nos rompió el corazón, pero de ahí surgió la corriente de ilusión que hizo que Sánchez volviera a ganar”, ha declarado.