La Cabalgata de Sus Majestades los de Oriente ha convertido este viernes las calles de la ciudad en un gran espectáculo infantil que han seguido miles de personas. La Cabalgata es ya una cita tradicional en la tarde del 5 de enero enmarcada en el programa de actividades culturales que el Ayuntamiento de ha elaborado con motivo de las fiestas navideñas.

Sus Majestades han repartido más de 6.500 kilos de caramelos, 2.000 balones y otros regalos de los patrocinadores del evento. El desfile ha contado con ocho pasacalles de animación y nueve carrozas, así como un séquito real formado por pajes a caballo y pajes de la con Discapacidad Intelectual y Dificultades del Desarrollo, Apanas, y la música en directo de la Agrupación Musical ‘Benquerencia’ y de la Banda de Música ‘Ciudad de Toledo’.

La Cabalgata de Sus Majestades los se ha desarrollado sin incidencias y ha mantenido su recorrido comenzando el desfile de carrozas en el para continuar por la Avenida de Portugal, Avenida de Barber, Avenida de la Reconquista, , , y , donde ha llegado minutos previos a las 20 horas.

«Han venido a cumplir nuestros sueños»

La alcaldesa de Toledo, , junto a concejales de la Corporación municipal, ha recibido a , y en la plaza de Zocodover. Sus Majestades han saludado a todas las niñas y niños desde el escenario, deseando que se cumplan todos sus sueños.

Melchor, que ha dirigido unas palabras, se ha mostrado sorprendido por la acogida de la ciudad que como ha explicado «parece un portal de Belén», además de agradecer su presencia a las miles de personas que se han echado a las calles para darles la bienvenida. «Sois unos valientes porque habéis aguantado la lluvia», ha dicho.

Por su parte, Milagros Tolón ha deseado a los toledanos y toledanas, grandes y pequeños, que «en esta ciudad milenaria que es Toledo tengamos todos un año repleto de salud, de trabajo para todos los papás y las mamás, y que seamos más solidarios y muy felices», ha manifestado la alcaldesa no sin antes recordar que Sus Majestades «han venido a cumplir nuestros sueños».

La Ciudad ha obsequiado a los Reyes con un gran castillo de fuegos artificiales desde el Alcázar para el que se han empleado más de 30 kilos de pólvora. Así se ha puesto punto final a una tarde mágica cargada de emociones en la que miles de pequeños han disfrutado de los personajes de los dibujos animados, de la música y de la ilusión que han transmitido desde sus carrozas y en los pasacalles los más de 60 bailarines, actores y actrices.