En el conjunto de España, la inversión de la Obra Social ‘la Caixa’ en la convocatoria de Interculturalidad y Acción Social alcanza este año los 2,3 millones de euros y la totalidad de los proyectos seleccionados cuenta con la participación de cerca de 500 profesionales del sector y 1.800 voluntarios, según ha informado la entidad en nota de prensa.

La convocatoria de Interculturalidad y Acción Social 2018 forma parte del Programa de Ayuda a Proyectos de Iniciativas Sociales que impulsa anualmente la Obra Social ‘la Caixa’ y que para este año invierte 18,5 millones de euros en proyectos que atienden a diferentes ámbitos, siempre con el propósito de ofrecer oportunidades a los colectivos en situación de vulnerabilidad social.

La presente convocatoria pretende favorecer la interacción entre diferentes colectivos del territorio con el fin de estimular la convivencia ciudadana intercultural y el desarrollo comunitario.

Por esta razón, contempla cinco grandes ámbitos de actuación como son la convivencia ciudadana intercultural, mediación y gestión de la diversidad social y cultural (34 por ciento); participación social y desarrollo comunitario (23 por ciento); éxito escolar e implicación familiar en el proceso educativo (22 por ciento); promoción de hábitos saludables y prevención de adicciones (13 por ciento); y prevención de las distintas formas de violencia (8 por ciento).

INTERCULTURALIDAD Y ACCIÓN SOCIAL 2018 EN CIFRAS

A la hora de seleccionar los proyectos para esta convocatoria se han priorizado aquellas propuestas que favorecen la interacción entre diferentes colectivos del territorio facilitando el paso de la coexistencia a la convivencia, que abordan la prevención y resolución de conflictos en territorios de alta diversidad, que contemplan la capacitación de personas que actúan como agentes de cambio en la comunidad y que estimulan la participación ciudadana, implicación y corresponsabilidad de las familias y los propios beneficiarios en el proceso educativo.

Además de evaluar los objetivos, la metodología y el impacto previsto, la Fundación Bancaria ‘la Caixa’ pone especial énfasis en aquellos proyectos que promueven el respeto y la dignidad de las personas, así como el sentimiento de pertenencia a la comunidad y la implicación personal por la cohesión social. El empoderamiento de las personas destinatarias como agentes activos de cambio es crucial en el diseño, el desarrollo y la evaluación de las actividades. Sólo así se consigue un planteamiento integral que actúa directamente con la persona y cuya finalidad es la promoción de la comunidad.

La experiencia de la propia entidad impulsora, así como la colaboración y cooperación con otras entidades o administraciones, una gestión transparente y la propia viabilidad social, técnica y económica del proyecto para garantizar su sostenibilidad futura han sido también aspectos determinantes a la hora de puntuar las propuestas, que incluyen también la implicación de voluntariado en el 90 por ciento de los proyectos seleccionados.

El presidente de la Fundación Bancaria ‘la Caixa’, , ha señalado que el objetivo principal de la convocatoria de Interculturalidad y Acción Social 2018 es “contribuir en la construcción de una sociedad más justa y socialmente cohesionada”.

Con el proyecto Inmigración y Salud, la fundación pretende garantizar el derecho a la salud de la población inmigrante en Castilla-La Mancha. Para ello, trabajan tanto con la propia población inmigrante como con la población infantil y la población general. El importe concedido para este proyecto es de 28.000 euros y los beneficiarios directos, 1.250.

Por su parte, en el Ayuntamiento de Villacañas el objetivo principal del proyecto es desarrollar el autocontrol consciente en adolescentes jugadores habituales de videojuegos de rol online con adolescentes, padres y docentes. El importe concedido al proyecto es de 22.630 euros y los beneficiarios directos son 256.