Antonio Espíldora ha destacado la importancia de este convenio pues “refleja el compromiso de la Cámara por trabajar y ayudar a personas en situación de exclusión social colaborando en la misma dirección para favorecer la empleabilidad, la formación e iniciativas de carácter solidario”, ha informado la Cámara en nota de prensa.

Por su parte, María Ángeles Martínez Hurtado ha valorado la “importante y necesaria” labor social que desarrollan todos los miembros de Cáritas y ha manifestado la necesidad de “concienciar e involucrar al sector empresarial”.

Entre los fines de este acuerdo se encuentran: mejorar la empleabilidad y favorecer la inserción de personas procedentes de colectivos en situación de vulnerabilidad social; colaborar la captación y reclutamiento de recursos humanos; impulsar la responsabilidad social corporativa y poner en marcha iniciativas de carácter solidario.

Para la consecución de estos fines se establecen varias líneas de colaboración como la difusión, desarrollo y puesta en marcha de acciones de formación y orientación en el marco de los programas de inserción laboral y cualificación profesional promovidos por la o la difusión de prácticas no laborales dirigidas a jóvenes menores de 30 años inscritos en el Sistema de .

Además se establece una colaboración entre el Diocesana y la de la Cámara, autorizada por el . Por otra parte, se llevan a cabo actos conjuntos destinados a la difusión de la responsabilidad social corporativa.