El Colectivo Feminista ha criticado en un comunicado la temática “pornográfica” de esta fiesta, prevista para el 29 de junio, que se basa “en erróneas y peligrosas ideas sobre el sexo que difunde el porno”.

“Solamente en el cartel ya podemos observar cómo salen dos gogos totalmente sexualizadas con el ‘pornstar’ en medio. Este tipo de imágenes y de fiestas normalizan las violaciones y la violencia que nos encontramos en la industria pornográfica, la cual está centrada exclusivamente en el placer del hombre y reproduce conductas y relaciones de poder misóginas y pederásticas”.

En el mismo sentido, la Plataforma 8M de Toledo se ha adherido al comunicado de repulsa del Colectivo Toledo Violeta, lamentando un evento que “con una excusa festiva cosifica y normaliza, a la vez que sobrecarga de sexualidad, el cuerpo de las mujeres”.