En la presentación de la campaña sobre control de alcohol y drogas que la DGT va a llevar a cabo hasta el domingo 15, Caparrini ha indicado que este lunes es el día “más duro” de todo el Puente de la Constitución y la Inmaculada, pues aunque no es festivo en Castilla-La Mancha sí lo es en el resto de comunidades que hacen frontera, “y, por consiguiente, habrá intensidades de circulación a lo largo de toda la jornada”.

De su lado, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, , ha explicado que durante el pasado 2018 se hicieron más de 120.000 controles de alcoholemia a conductores implicados en accidentes de tráfico con víctimas, pruebas que han confirmado que el 23 por ciento de los conductores dieron positivo, “lo que evidencia una relación muy estrecha entre la gravedad de los accidentes, la mortandad y el consumo de alcohol y otras drogas”.

Por contra, ha proseguido Tierraseca, de los exámenes realizados a conductores implicados en siniestros de tráfico con víctimas ilesas solo el siete por ciento dieron positivo en alcoholemia.

“A más controles, menos accidente con víctimas mortales. Por ello se van a seguir intensificando las pruebas de alcoholemia, pues ya en 2018 se realizaron un 6% más con respecto al año anterior”, ha defendido el delegado del , que ha incidido en que, de cara a las fiestas de Navidad y Fin de Año, todos los conductores han de reforzar la prevención, “pues la mejor prueba de alcoholemia es la 0,0”.

Dicho esto, Tierraseca ha concluido indicado que son muchos los ayuntamientos de la región, de más de 25.000 habitantes, que se han adherido a la campaña de la DGT, con el establecimiento de controles en sus respectivos cascos urbanos a cargo de sus policías locales.

De su lado, la gerente de Aspaym en Castilla-La Mancha, María Muela, ha recordado que esta asociación que representante a los lesionados medulares y grandes discapacitados físicos lleva desde 2008 colaborando en campañas de la DGT, con el lema ‘No corras, no bebas no cambies de ruedas’.

Personal de dicha asociación acompaña a agentes de la Guardia Civil en los controles de alcoholemia para que conozcan sus historias “y no tener más socios”. “La lesión medular por accidente de tráfico se puede evitar. Hay que concienciar a los conductores sobre los riesgos del alcohol y consumo de drogas ilegales”, ha concluido Muela.