Milagros Tolón, que ha puesto en valor la labor que realiza Cáritas en la capital regional para facilitar la vida de los colectivos más vulnerables, ha explicado que con este acuerdo el Ayuntamiento colabora con la entidad ofreciéndoles la posibilidad de emplazar en la vía pública estos contenedores como medida de promoción e inserción laboral.

Al mismo tiempo, con la asunción por parte de Cáritas de este servicio ciudadano, se da respuesta a una problemática de años en la gestión, emplazamiento y decoro de estos depósitos de ropa usada con el fin de mejorar la estética de las calles de la ciudad, ha añadido la regidora municipal, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Cáritas Diocesana desarrolla desde 2014 el programa de reutilización de ropa usada y calzado mediante la recogida de estos residuos en las Cáritas parroquiales y mediante la instalación de contenedores metálicos destinados a este fin, demostrando una dilatada experiencia en esta labor destinada a la ayuda social de personas necesitadas. Cuenta con una red de más de 140 contenedores de ropa usada y calzado en la Diócesis de Toledo.

En total, Cáritas instalará 12 contenedores autorizados por el Ayuntamiento en vía pública, en diferentes barrios, que se sumarán a los depósitos que la entidad social ya gestiona en espacios de propiedad privada en parroquias e instalaciones como la , el o la estación de servicio Repsol en el Paseo de la Rosa, entre otras.

A la firma de este importante convenio también han acudido el concejal de Servicios Sociales, ; el secretario general de Cáritas Diocesana de Toledo, ; el administrador de la entidad, , y el gerente de la empresa de inserción ‘Inserta Toledo S.L.U.’, .