Carlos Velázquez arrebató la Alcaldía en 2011 a (IU), y desde entonces ha compatibilizado su cargo como primer edil con el de diputado regional en las Cortes de Castilla-La Mancha.

De esta forma, el PP de Castilla-La Mancha cierra la última plaza importante a nivel municipal en la que restaba por conocerse el candidato, tras un periodo de incertidumbre provocado en parte por la resaca del proceso interno en el que los ‘populares’ eligieron a Paco Núñez como presidente con Velázquez como único rival.