Así lo han puesto de manifiesto en rueda de prensa este lunes el secretario general de CCOO-Industria en la región, Ángel , y uno de los representantes del Comité de de ICSA, , quienes han indicado que ya han pedido al Gobierno regional que medie ante Airbus para que finalmente no “internalice” la fabricación de esta pieza que ahora tiene externalizada en esta factoría toledana, destruyendo así entre “50 y 70 empleos altamente cualificados”.

Y es que han advertido de que la decisión de Airbús repercutiría también en otras tres empresas toledanas que trabajan para ICSA, como , y .

Según ha explicado León, esta decisión de dejar de producir en esta pieza del A-320 es una decisión interna que se ha tomado desde la central que Airbus tiene en Toulose y que no obedece ni a “criterios de calidad, ni de competitividad, ni de precios”.

Es por ello que el responsable de Industria de CCOO ha instado tanto a la dirección de ICSA como al Gobierno regional a que estudien, en caso de que finalmente esta producción se traslade hacia finales de 2017 a Cádiz, otras alternativas de trabajo para los 50 empleados que hasta ahora han estado haciendo esta pieza “para no tener ni un ERE ni otras acciones dañinas para el trabajo en la factoría”.

Luego de asegurar que tanto el viceconsejero de Empleo, , como la propia consejera de Economía, Empresas y Empleo, , ya están al tanto de este asunto, León ha indicado que cuando tengan más información sobre este decisión volverán a reunirse, como ya han hecho, con Rueda. “Parece que el Gobierno regional ya busca salida a este conflicto” ha valorado.

De su lado, José Miguel López, ha indicado que en la empresa, que surgió hace 25 años tras el cierre de la Fábrica de , la noticia ha caído “como un jarro de agua fría”, y por ello ha pedido que transfieran a esta factoría toledana otras piezas para garantizar el mantenimiento del 100 por cien de los empleos.