A la espera de la decisión de la dirección del grupo, el sindicato analiza la convocatoria de paros en todas las empresas y centros de trabajo de Aernnova en toda España, según ha informado el sindicato en nota de prensa.

“No es tolerable que una multinacional con el prestigio, la solvencia y los resultados económicos del Grupo Aernnova despida a una persona por acumular en dos meses nueves bajas médicas de corta duración, consecuencia además de las secuelas de una grave enfermedad”, ha apuntado el responsable de la sección sindical de CCOO en ICSA-Toledo, .

Desde el sindicato han recordado que toda la plantilla de la factoría toledana se concentró a las puertas de la planta el mismo día que la dirección comunicó el despido de esta mujer, para mostrar su “repulsa e indignación” por esta decisión.

Además, la plantilla se reunió en asamblea en los turnos de mañana, tarde y noche para valorar las posibles medidas de presión a tomar. Por su parte, la sección sindical de CCOO en ICSA ha trasladado la cuestión a la coordinadora estatal del sindicato en Aernnova, que “ha entendido la gravedad del caso y ya se ha dirigido a la dirección del Grupo para pedir que reconsidere este despido y readmita a la compañera, con la advertencia de convocar movilizaciones en todo el territorio nacional en caso contrario”. “El despido es injusto y dramático para ella y para su familia, pero además sienta un precedente en la política laboral de Aernnova que no podemos aceptar”, ha recalcado Casarrubios.

Por su parte, el comité de empresa de ICSA ha ido un paso más a allá y ha pedido el cese de la dirección de la factoría toledana, que “en los últimos meses ha superado todos los límites permisibles”. “Por el restablecimiento de la paz social, e incluso por la propia viabilidad de la empresa, no nos queda otra que pedir su cese”, ha añadido el sindicato.

“La Inspección de Trabajo ha sancionado a ICSA por cesión ilegal de más de una veintena de trabajadores y fraude a la Seguridad Social. Hemos tenido que acudir al juzgado para que declarara nulo el despido de una trabajadora con reducción de jornada por cuidado de hijos que llevaba más de una década en la empresa. También han despedido a un trabajador achacándole supuestos fallos en su trabajo, de los que jamás fue advertido por la empresa con el único fin de poder despedirlo por acumular errores”, ha concluido CCOO.