Esta petición ha venido de la mano del secretario provincial de CCOO, , y el jefe provincial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, , antes del inicio de la jornada ‘La acción sindical ante el accidente de trabajo’ en Toledo, donde también ha estado presente la secretaria provincial de Salud Laboral de CCOO, .

En concreto, Arroyo ha indicado que la Inspección de Trabajo tiene un “comportamiento muy ejemplar”, pero ha exigido “más medios para la lucha contra la precariedad laboral”, ya que el pasado año los accidentes laborales en la provincia de Toledo alcanzaron un número “muy elevado, por encima de las tasas nacionales”.

Así, ha dicho que es “fundamental” aumentar los instrumentos laborales para luchar contra la precariedad, además de un cambio en materia de contratación, perseguir la temporalidad en el mundo del trabajo y “revertir” la aplicación del convenio de empresa frente al convenio sectorial.

Asimismo, ha abogado por sensibilizar a la sociedad de la necesidad de luchar contra la “lacra” que supone la siniestralidad laboral y ha abogado por reforzar el papel de la representación sindical como “elemento indispensable” para poder “perseguir a los empresarios incumplidores que se están lucrando con la salud de los trabajadores”.

En este sentido, ha aseverado que donde no hay representación sindical “se produce mayor siniestralidad laboral”, ya que esto se produce, a su juicio, porque hay una “amplia temporalidad y precariedad”.

MÁS ACTUACIONES

Por su parte, el jefe provincial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, Gonzalo Martín, ha añadido que se han aumentado los objetivos de la Inspección de Trabajo a 1.800 actuaciones, poniendo mayor incidencia en las camareras de pisos o los sectores de la construcción o logística, con un especial enfoque de género.

Así, ha señalado que “no vendría mal algún funcionario más”, sobre todo para las inspecciones de trabajo, pero ha asegurado que “intentarán” con los que hay “llegar a los objetivos”.

La secretaria provincial de Salud Laboral de CCOO, Nuria Garrido, ha aseverado que el sindicato está “preocupado” por la siniestralidad laboral en Toledo, ya que en 2018 aumentó con respecto a 2017. En concreto, alcanzó 17 víctimas morales y 63 expedientes graves, mientras que los leves disminuyeron debido a que “algunas empresas” tienen por “costumbre no derivar a las mutuas esos accidentes y dan jornadas de reposo de 24 o 48 horas”, para que no aumente el “absentismo”.

SITUACIÓN DE LIMPIADORAS

De otro lado, a preguntas de los medios, Arroyo ha puesto como ejemplo del “mal uso de las contratas” a la empresa -Netalia, adjudicataria del servicio de limpieza en sedes de la administración regional, ya que “algunos empresarios quieren competir con condiciones laborales a la baja no pagando a sus trabajadoras o no cotizando por ellas”.

Así, ha asegurado que cuando los sindicatos denuncian la situación de las trabajadoras de esta empresa se inicia “algún movimiento por parte de la empresa” y la Junta de Comunidades “da un puñetazo en la mesa”, pero ha añadido que las trabajadoras “no pueden estar mendigando un derecho” como es “que si trabajas, cobras”.

La nota curiosa ha llegado tras las declaraciones de Arroyo, cuando Marisa, una trabajadora del servicio de limpieza de la Biblioteca de Castilla-La Mancha que se encontraba trabajando en ese momento, ha aseverado que CCOO “no está ayudando en nada”, ya que las trabajadoras no cuentan con intermediarios porque “nadie está haciendo nada”.

Así, ha aseverado que este mismo viernes ha llamado a la empresa y le han comunicado que “pagarán cuando puedan”, por lo que se ha preguntado por qué se contrata de nuevo a Raspeig-Netalia cuando se produjo una situación similar a esta hace cuatro años en el Museo del Ejército.