Así lo ha trasladado De la Rosa en una rueda de prensa previa a la reunión que han mantenido las ejecutivas de CCOO en Castilla-La Mancha y en para analizar la situación sociolaboral y económica, así como las actuaciones que está desarrollando el sindicato.

Durante el 2019 un total de 35 trabajadores han fallecido en accidente laboral, cuatro más que el año anterior en Castilla-La Mancha, que tiene una tasa de incidencia de siniestralidad laboral de 3.614,6, un 22,58% por encima de la nacional, ha informado CCOO en nota de prensa.

De la Rosa ha advertido que en aquellas empresas donde no hay representación sindical se producen más accidentes laborales que en las que sí que hay sindicatos, señalando en este sentido que la mitad de los accidentes se producen en empresas de hasta 25 personas trabajadoras.

Frente a estas cifras “intolerables”, CCOO en el marco de las negociaciones del Pacto por el Crecimiento y la Convergencia Económica de Castilla-La Mancha, reclama la creación en la región, de un Instituto regional de Salud Laboral como organismo gestor de las políticas preventivas.

Asimismo, CCOO pide la puesta en marcha de una Escuela de Prevención que desarrolle actividades formativas, jornadas técnicas, seminarios,tanto para la población trabajadora como para las personas escolarizadas en todas las etapaseducativas; y de una biblioteca digital especializada en seguridad y salud laboral.

Otra de las medidas que el sindicato propone para atajar la siniestralidad en el trabajo es facilitar el intercambio de experiencias y buenas prácticas en materia de prevención entre distintas empresas para que sirvan de ejemplo para implantar en otros centros de trabajo.

También diseñar y poner en marcha actuaciones que mejoren la integración de la prevención de riesgos laborales en la empresa, desde un enfoque sectorial y de perspectiva de género.