“La crisis, las reformas laborales y el desmantelamiento de la negociación colectiva han contribuido a un modelo de relaciones laborales basado en la precariedad. La temporalidad, la contratación a tiempo parcial no deseada, la escasa duración de los contratos, la alta rotación en el empleo… están deteriorando de manera grave las condiciones laborales. El incremento de intensidad y ritmos de trabajo, las renuncias a ejercer derechos por miedo a perder el empleo están teniendo graves consecuencias en la salud y en la seguridad de la clase trabajadora”, explica , secretaria de Salud Laboral de CCOO-Toledo.

Los datos publicados por el confirman que 2017 ha sido el quinto año consecutivo en el que se ha incrementado la siniestralidad laboral en el conjunto del Estado. El año pasado fallecieron 3.014 trabajadores y trabajadoras en accidente laboral, y la incidencia de los accidentes de trabajo durante la jornada laboral aumentó en un 16%.

En la provincia de Toledo, el 2017 se cerró con 10 muertes, un 25% más que el año anterior, y también aumentaron los accidentes leves y graves, tanto en jornada como in itinere. Por sectores, donde más aumentó la siniestralidad en la provincia de Toledo fue en la Construcción, en un 9%, seguida de la Industria (4,8%) y los Servicios (3,3%).

“Aunque es de temer las cifras reales sean lamentablemente superiores; puesto que hay muchos accidentes que se catalogan de forma deficiente. Por ejemplo, muchos accidentes leves ni si quiera se registran como tales. Y también muchos trabajadores no declaran el siniestro sufrido, renuncian a solicitar la baja y acuden a trabajan como sea, por miedo a perder su puesto de trabajo.”

“También ocurre esto, y agravado, con las enfermedades profesionales. Hay un subregistro de enfermedades profesionales debido a las malas prácticas de las mutuas en las determinaciones de contingencias. Las mutuas derivan enfermedades profesionales al , para que sean tratadas como contingencias comunes, lastrando así la prevención de riesgos en las empresas”, apunta Garrido.

“En este contexto, una vez más las mujeres somos las más castigadas, estamos en los sectores más precarizados, donde hay más siniestralidad laboral.”

Por otro lado, añade la responsable de Salud Laboral de CCOO-Toledo, “la degradación de las condiciones de trabajo hace que haya más enfermedades causadas por exposición a riesgos psicosociales, por exceso de cargas de trabajo, por decisiones unilaterales de la empresa, por acoso laboral…, en resumen, por una organización del trabajo tóxica. ¡Es decir, estamos muriendo en vida!”

La secretaría de Salud Laboral de CCOO-Toledo ha celebrado a lo largo de esta semana asambleas informativas en empresas de diferentes sectores, como , , , FK2, Tallo Verde, Schreiber, , AYA, etcétera; “con el objetivo de llegar al máximo de trabajadores y trabajadoras explicando nuestras reivindicaciones y poniendo a su disposición el sindicato como herramienta colectiva, ya que la existencia de textos legales que reconocen derechos no es suficiente para su ejercicio efectivo.”

“También les decimos a las patronales que con la salud de los trabajadores y trabajadoras no se juega, que lucharemos con uñas y dientes para que se cumpla y se haga efectivo el ejercicio de este derecho constitucional a la seguridad y la salud.”