“Marcelino Camacho es un ejemplo sindical de lucha y compromiso que resume lo que ha sido la lucha de los trabajadores del siglo pasado desde su compromiso con los valores democráticos y antifascistas de la II República, la lucha sindical antifranquista y la consecución de democracia”, señala , secretario general de CCOO-Toledo.

“Sin la figura de Marcelino Camacho, fundador de CCOO y militante del , no se puede entender buena parte de los derechos y libertades que se conquistaron en España por parte de la clase trabajadora en los años setenta y explicar la transición política sin tener en cuenta a figuras tan relevantes del movimiento obrero y el sindicalismo de clase, es falsear la memoria histórica y política de este país”.

“Es imprescindible el tener siempre presente sus palabras a la salida de la cárcel «ni nos domaron, ni nos doblegaron, ni nos van a domesticar», ante una sociedad con una creciente precariedad, especialmente en la juventud, donde se empobrece a los trabajadores con injustas reformas laborales o se pone en riesgo el sistema de pensiones por parte de un Gobierno salpicado por constantes sospechas y procesos de corrupción y donde el sindicalismo de clase es el único instrumento capaz de combatirlo y que necesita mayor implicación y afiliación del conjunto de la clase trabajadora”.

Por ese motivo, además del reconocimiento de manera póstuma que le hiciera el La Mancha con la entrega del último premio , que recibió junto a (UGT), CCOO de Toledo va a promover determinadas acciones en la provincia de Toledo, para que las instituciones pongan en valor la contribución a la libertad y a los derechos laborales y sociales que hizo Marcelino Camacho y las personas que compartieron con él proyecto políticos y sociales.