Así lo han indicado en declaraciones a los medios frente a la residencia de mayores de la Avenida de Barber de Toledo, de STAS-CLM; el secretario regional del de FSC-UGT, ; González de CCOO; y la vicepresidenta de CSIF en la región, .

En este sentido, Gustavo Fabra ha lamentado que la consejera se remitiera al Plan de Infraestructuras Sociales 2020 para hablar del presupuesto del Hospitalito del Rey sin especificar la cuantía destinada para la reapertura de este centro residencial.

“A nosotros nos parece incierto, sabemos cómo se tramitan los presupuestos de la Junta y estamos convencidos de que ese Plan de Infraestructuras Sociales está desarrollado por centros y la inversión que van a tener en 2020, porque de lo contrario la Consejería de Hacienda no admitiría dicho plan”, ha argumentado, para preguntar a Aurelia Sánchez cuál es la cuantía “exacta” que hay dentro de ese plan para el Hospitalito del Rey en 2020.

“BARULLO BUROCRÁTICO”

A esto ha unido el sindicalista el “barullo burocrático” entre el Ayuntamiento de Toledo y la Junta de Comunidades que, bajo su punto de vista, se produce por una “mentira continuada” por parte de la Consejería con la reapertura de la residencia.

También ha recordado que en 2017 la Junta aprobó en Mesa Sectorial una Relación de Puestos de Trabajo asegurando que en 2018 iba a producirse la reapertura del Hospitalito, “pero no solo no lo han cumplido sino que nos hemos encontrado con todo este barullo administrativo que lo único que denota es la falta de voluntad política para reabrir esta residencia”.

“Como sindicatos de la función pública decimos que el plan de infraestructuras sociales de Castilla-La Mancha es el mayor plan de privatización de los servicios sociales de la región. Desde que Page accedió al Gobierno, todos los centros que ha inaugurado, en todos los sectores, están privatizados y ninguno lo han asumido con gestión directa”, ha argumentado.

Finalmente, ha dicho que van a llegar hasta el final con el fin de que se cumpla el acuerdo que firmó el Gobierno socialista con los sindicatos en 2011 y que el Hospitalito del Rey sea una residencia de mayores con gestión pública. “Ellos sabrán si quieren una inauguración aplaudiendo o un conflicto continúo toda la legislatura”.

CANSADOS DE “MENTIRAS”

De su lado, el secretario regional del de FSC-UGT ha dicho que los sindicatos están cansados de “mentiras” en la gestión en materia de bienestar social por parte del Gobierno regional, al tiempo que ha pedido a la Junta que aclare “de una vez” las intenciones que tienen con los servicios sociales de la región.

“Mientras que en prensa se está vendiendo que defienden la garantía de los servicios sociales como algo esencial en Castilla-La Mancha, luego están haciendo actos contrarios”, ha apuntado, para señalar que con el Hospitalito del Rey “es mentira tras mentira”. “Nos dicen que no hay necesidad en la ciudad de plazas concertadas cuando llenan una residencia por la puerta de atrás”.

También ha denunciado algo que, según ha afirmado, el Gobierno de no se atrevió a hacer como “una privatización clara” de una residencia en Torrijos y que demuestra, ha añadido, la intención de la Junta de privatizar la atención a los mayores.

Desde CCOO, ha mostrado su indignación por la “falta de transparencia y el oscurantismo” en los procedimientos que tienen que ver con las residencias de mayores, especialmente con el Hospitalito del Rey, y ha achacado al presidente regional, , que como alcalde exigiera a Cospedal abrir el Hospitalito del Rey con las condiciones acordadas y se “haya olvidado” cuando gobierna en la región.

SE IGNORA A LA PARTE SOCIAL

“Hasta ahora, cada vez que se habla de este tema se está ignorando a la parte social”, ha apuntado el representante de CCOO, quien ha recriminado a la Administración regional que no facilite “nada” de información y que todos los movimientos que se hacen sean a posteriori. “Solo tenemos la callada por respuesta”.

Finalmente, la vicepresidenta regional de CSIF ha vaticinado que los que está pasando en el Hopsitalito del Rey se va a ir repitiendo “poco a poco”, ya que se utilizarán empresas de carácter semipúblico para hacer el trabajo que deberían estar haciendo empleados que han entrado por una oposición

“El Hospitalito es un centro público, con dinero público, cerrado sin dar servicios y ahora no sabemos qué va a pasar con él y si se va a privatizar”, ha concluido la representante de CSIF.