Esta sentencia, que no admite recurso ordinario, viene abundar “en el necesario e inaplazable” cambio de la política hídrica en España, que a día de hoy —a juicio del sindicato— “ha sido desatendida, en mayor y menor medida, por los diferentes gobiernos del España”.

CCOO, recuerda en nota de prensa, “siempre ha apostado por el fin de los trasvases y ha participado en las acciones y movilizaciones que se han llevado a cabo en defensa del río Tajo, exigiendo poner fin a esta política hídrica franquista”. “Nos congratula que la sociedad civil organizada haya obtenido este importante respaldo judicial”.

“La vida, la razón de ser y el desarrollo de Talavera y de Toledo siempre ha estado vinculando a su río y es necesario seguir luchando por su preservación para su disfrute de modo sostenible en el presente pero sobre todo para garantizar su existencia futura, que está en grave peligro por los trasvases. Esperamos que se les pongan fin a partir de esta importantísima sentencia”, concluye la nota.