En el tramo de Castilla-La Mancha se han detectado en los últimos meses hasta 71 incidentes, el último durante el fin de semana cuando el tren tuvo que retroceder marcha atrás desde Calera y Chozas hasta Talavera.

Desde Cecam ven “necesario” buscar una “estrategia conjunta” entre las Confederaciones regionales de Empresarios para plantear a las administraciones y tratar de encontrar soluciones “lo antes posible” para la línea férrea que une Madrid con Castilla-La Mancha y Extremadura, con la mejora de los trenes, la apertura de estaciones o las inversiones en la línea.