Así lo ha desvelado en declaraciones a Europa Press el embajador de España para la Unesco, , quien tras conocer la buena noticia ha cargado contra la “arrogancia” de parte del comité evaluador antes de desvelar la decisión.

“Sabemos que a algún país le ha costado más entender”, criticaba Perelló, quien ha puesto de manifiesto que “los ceramistas de Talavera y Méjico hacen algo más que modelar el barro”.

“Es un acto de amor. Cuando alguien compra cerámica, compra una tradición. Lo que pintan es un manantial de imaginación permanente”, ha exaltado.

De su lado, la presidenta de la Asociación talaverana Tierras de Cerámica, , ha celebrado el “momento mágico y feliz” vivido en , “después de tanto tiempo trabajando”.