Esta es una de las peticiones que el Sindicato Médico ha recogido en el manifiesto que ha leído durante la concentración de 10 minutos que ha convocado este martes en la puerta principal de todos los centros de salud y hospitales de Castilla-La Mancha, en repulsa por la brutal agresión sufrida al compañero de la localidad de (), según ha informado en nota de prensa.

CESM ha exigido a la Administración que ponga, de manera urgente, en marcha el Plan General de Prevención de Riesgos Laborales frente a las agresiones, con sus protocolos de actuaciones correspondientes y que este Plan esté dotado presupuestariamente para implementar los recursos materiales (botón del pánico, cámaras o habitación del pánico) y humanos (vigilantes de , al menos, en aquellos centros de salud más conflictivos), necesarios para garantizar la integridad física de los facultativos.

Igualmente, ha solicitado que el (Sescam) se persone como acusación particular en todos y cada uno de los casos de agresiones tanto verbales como amenazas y físicas.

Desde el Sindicato Médico también han pedido la convocatoria “urgente” del y Salud Laboral del Sescam, así como la del Observatorio frente a las agresiones, para adoptar medidas urgentes que impulsen planes de información y formación dirigidos a los profesionales del Sescam, que den una protección “real y eficaz” a los profesionales, evitando que estas agresiones vuelvan a ocurrir.