Así lo ha indicado el sindicato en un comunicado tras las palabras este pasado miércoles del consejero de Sanidad del Gobierno regional, , en los Desayunos Socio-Sanitarios organizados por Europa Press, donde señaló que la Atención Primaria, como primera obligación, tiene que conseguir “dejar de quejarse”, ya que “para salir del hoyo hay que dejar de cavar”.

En este sentido, han asegurado que los médicos de Atención primaria “se quejan” de tener que atender pacientes “en tres minutos” o de que haya lista de espera en Atención Primaria “derivada de esa falta de sustitutos y asignación de recursos humanos”.

También los médicos de familia y pediatras “se quejan de tener cupos que sobrepasan con mucho las recomendaciones de las sociedades científicas y que el sentido común indica”, así como de que en algunos Puntos de Atención Continuada con mucha demanda “no existan dobles equipos de guardia que puedan atender a los pacientes cuando hay que ausentarse para atender una urgencia”.

Los médicos de Atención Primaria igualmente se quejan “por no tener en muchos casos centros modernos, accesibles y bien dotados de material y pruebas complementarias”, además de que Castilla-La Mancha sea la única región de toda España que “aún no ha implantado la Ecografía en los centros de salud”.

“EXCESO DE BUROCRACIA”

Desde CESM Castilla-La Mancha manifiestan que el médico de Primaria se queja “del exceso de burocracia, que cada día es mayor y resta tiempo a la asistencia del paciente”. También, según el sindicato, se quejan “de no tener equipos de informática modernos que faciliten su trabajo”.

Los profesionales han denunciado igualmente “la falta de contratos de al menos un año de duración a médicos sustitutos o eventuales para de esta forma fidelizarlos en la Comunidad Autónoma”.

Los médicos de la región también están preocupados por la falta de “planificación en el recambio generacional”, la “seguridad en los centros de trabajo” o de haber perdido el “25 por ciento de su poder adquisitivo desde 2010”.

Según el Sindicato Médico, los profesionales se quejan de que se hayan “eliminado” todas las Gerencias de Atención Primaria, salvo la del área de . Derivándose los medios y el interés de las nuevas gerencias integradas a los hospitales, y quedando así la primaria “como un mero apéndice de los mismos”.

CESM Castilla-La Mancha ha asegurado que su “deber prioritario” es buscar “cauces de diálogo eficaces” con la Consejería de Sanidad y el (Sescam) para buscar y dar soluciones “a todas estas quejas”.