La ciudad de no ha registrado ningún fallecido en accidentes de tráfico en el año 2016, aunque en ese año hubo un total 1.132 siniestros, mientras que en el 2015 hubo 932. Además de reducirse el número de víctimas mortales, también se ha reducido la gravedad de los heridos.

Así lo ha dado a conocer este viernes en rueda de prensa el concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Toledo, Pérez del Pino, que, acompañado por el inspector de y responsable de este área, , han informado de la Memoria Anual de la Policía Local del ejercicio 2016.

En este sentido, Del Pino ha indicado que además de reducirse el número de víctimas, también se ha reducido la gravedad de los heridos. De 21 en el 2015 a seis en el 2016, mientras que la cifra de heridos leves se ha mantenido igual con 240 casos.

Igualmente, el edil ha señalado que “en el año 2015 las calles donde tenían constancia de mayor accidentes eran Jarama y Alberche y en el año 2016 estas dos calles ocupan el tercero y cuarto lugar, respectivamente”.

En el año 2016 el lugar donde se han producido más accidentes es en la carretera TO-21 y en segundo lugar en la Abadía, aunque el edil ha señalado que en esta segunda zona “los accidentes son de chapa y pintura, afortunadamente”.

LLAMADAS ATENDIDAS EN EL 092

Por otro lado, las llamadas atendidas en el 092 en el 2016 fueron 16.528, por 19.650 del año anterior, lo que significa que se han atendido unas 3.000 llamadas menos.

La Policía Local también ha intervenido en casos de violencia de género. Si en el 2015 atendió cinco casos, en el 2016 ha aumentado en ocho caos. Además, en el 2015 atendieron tres robos y en el 2016 han atendido tres robos más.

Las denuncias por daños al patrimonio en el 2016 han sido 158 y en deficiencias en vía pública 430. En ambos casos ha habido un aumento respecto al 2015.

TARJETAS DE LA ORA

Mientras, ha indicado que las tarjetas de la Ordenanza Reguladora del Aparcamiento (ORA) en vehículos oficiales se mantiene en 199, las tarjetas de acceso al casco han pasado de 3.423 a 3.605 y las tarjetas de comercio han pasado de 38 a 41. Mientras que el número total de plazas de la O.R.A han pasado de 10.006 en 2015 a 9.709 en 2016.

Uno de los aspectos que ha resaltado Del Pino ha sido los controles del uso de las tarjetas de accesibilidad para personas discapacitadas. En 2015 por uso indebido se presentaron 25 denuncias, mientras que en el 2016 se presentaron 52. En tarjetas fotocopiadas en 2015 fueron 28 y en el 2016 han pasado a 30, un 7 por ciento más.

Además las tarjetas caducadas han pasado de 12 en el 2015 a 19 en el 2016, las manipuladas han pasado de dos a tres y las deterioradas se han mantenido igual y se han realizado 106 propuestas de retirada de tarjeta cuando en 2015 fueron 69.

Esto quiere decir, según el edil, que están siguiendo el fraude que se hace de este tipo de tarjetas “para salvaguardar el derecho de aquellos que sí que tienen el derecho de utilizar estos espacios reservados”.

Por último, ha resaltado que la ha realizado 134 intervenciones en cuanto a absentismo escolar, donde más ha actuado ha sido en el Instituto el Greco y en la con 27 y 24 actuaciones, respectivamente.

En cuanto a drogas el total de intervenciones en el 2016 ha sido de 104. El consumo de drogas en los alrededores de los colegios entre jóvenes de entre 15 y 17 años ha pasado de 56 en 2015 a 19 en el 2016.

En este aspecto, el edil ha recalcado que esto es consecuencia del interés que están poniendo en este área. “No vamos a levantar el pie en ningún caso, porque nuestros jóvenes son lo primero”, ha agregado.

ACTIVIDADES DE EDUCACIÓN VIAL

De otro lado, José Luis Martín ha destacado que en el 2016 atendieron a 6.000 niños de diferentes colegios de la provincia de Toledo, con los que realizaron actividades de educación vial en el parque infantil de tráfico. Además, han acudido a nueve colegios pare realizar durante una semana otro tipo de actividades sobre el mismo tema.

A preguntas de los medios sobre las denuncias de tráfico, el edil ha contestado que en el 2016 fueron 15.634 y en el 2015 16.081. En relación

a las multa de los controladores de la O.R.A en el 2015 fueron 49.200 y en el 2016 fueron 41.700.

En cuanto a los datos de recaudación, Del Pino ha señalado que se ha mantenido “más o menos igual”, en el 2015 se pagaron el 60 por ciento de las denuncias que pusieron la Policía Local y en el 2016 el 58 por ciento.

Esto es así porque han explicado que el Ayuntamiento no tiene medios para cobrar fuera de su término municipal salvo por convenio. Actualmente están realizando un convenio con la Diputación para recaudar dentro de la provincia. En el ámbito nacional tendría que hacer un convenio con Hacienda, que de momento no se han planteado.

Por último sobre los controles de alcoholemia se ha determinado que en el 2016 se inspeccionaron 3.514 vehículos y obtuvieron un resultado positivo en la prueba de alcoholemia 185, lo que supone un 5,26 por ciento, teniendo en cuenta que en el año 2015 fue de un 5,94 por ciento.