Se ha celebrado el primer pleno de legislatura en la Diputación de donde se han aprobado cuestiones relativas a la organización y funcionamiento de la institución. Ciudadanos (C’s) marcó unas líneas rojas para que el PSOE fuera la fuerza que gobernara la institución y una de ellas ya se ha aprobado en este primer pleno. El equipo de gobierno actual tendrá 10 liberados, mientras que el anterior gobierno tenía 13. También se ha producido una reducción en cuanto a cargos de confianza. El diputado provincial ha hecho hincapié en “seguir trabajando en la misma línea e ir corrigiendo los grandes despilfarros que se han producido en esta institución en años anteriores”.

Relativo a las asignaciones económicas, todos los grupos políticos cobrarán 8.000 euros/mes de cantidad fija mientras que la cantidad variable por cada diputado será de 1.680euros/mes. El presupuesto total de la Diputación sigue siendo el mismo que con la anterior corporación, 76.000 euros, divididos en esta nueva legislatura entre cuatro grupos políticos en vez de dos.

Antonio López ha manifestado que “esta nueva legislatura será la del consenso” y además ha dicho que Ciudadanos adoptará el papel de vigilante del buen gobierno y velará por que se cumplan los puntos del acuerdo de investidura alcanzado con el PSOE.

Recordamos que uno de los puntos fundamentales de la negociación con el PSOE fue la paralización del cierre de la Residencia y la apertura de nuevos ingresos, hecho que ya se está materializando en esta nueva legislatura. Con la reducción de liberados ya son dos los puntos cumplidos dentro del acuerdo.