Paños ha tenido la ocasión de hablar con varios monitores y usuarios del Centro de Discapacitados de Santa María de Benquerencia “y están preocupados porque el miércoles irán personas en silla de ruedas y no saben si el elevador estará disponible o no”, ha asegurado.

Durante su visita a las instalaciones Paños ha detectado otras carencias en materia de accesibilidad y movilidad que, a su juicio, podrían resolverse fácilmente porque “no requieren una gran inversión sino previsión y voluntad”, ha informado Cs en un comunicado.

Así, ha señalado que “en la piscina de Santa Bárbara las duchas no son accesibles, tienen un vaso que impide o dificulta la entrada; además, la pendiente del césped tampoco facilita el acceso a quienes vengan en sillas de ruedas”.

Las raíces de los árboles talados en este recinto también son objeto de queja por parte de los usuarios, según ha aseverado, “el tocón y las raíces son peligrosos; deberían haberlos retirado antes de abrir las instalaciones”, ha afirmado Paños. El edil también ha señalado que en las inmediaciones de los vasos es frecuente encontrar “baldosas desniveladas, hundidas o levantadas, que dificultan la movilidad y podrían suponer un peligro para los usuarios”.

“Mientras el gobierno visita las piscinas y presume, los usuarios nos trasladan muchas demandas”, ha advertido Paños. “En la piscina de Santa Bárbara reclaman más sombras porque la carencia es evidente; en el Polígono llevan años pidiendo un mayor control de accesos, una lona para tapar la valla de la parte alta de piscina y un mejor cuidado del césped y acerado de la parte baja”, ha dicho.

El portavoz de Ciudadanos en la capital regional no ha pasado por alto la “necesidad” de dotar a todas las piscinas con vaso infantil, ya que “ni la piscina de Azucaica ni la de la cuentan con vaso infantil, y es obvio que es una necesidad”.