En este marco, el alcalde de Sevilla y presidente de la Red Española de Ciudades por el Clima (RECC) de la FEMP, el socialista , junto al presidente del (CMRE), Stefano Bonaccini, ha marcado el cambio de modelo como algo “prioritario” en la agenda, un compromiso que continúa la línea del acuerdo de de 2015 para luchar contra el cambio climático, ratificado por ciudades como Ámsterdam, , , , Roma, o .

Así, advierte de que “sólo desde el territorio y desde la cercanía al ciudadano se puede conseguir ese cambio”. “No se trata sólo de la regulación o del mercado, sino que tenemos que promover otros modos de gestión del servicio, la corresponsabilidad ciudadana y el cambio de las pautas de comportamiento”, recalca, poniendo en el centro la transición energética. Esta Declaración de Sevilla supone, según Espadas, “un punto de inflexión y una esperanza” para “caminar hacia ese cambio juntos, cooperando y sin colores políticos”.

En esa línea, Bonaccini ha señalado que es un día “clave” para el impulso de la economía verde y local como ejes para alcanzar el éxito. “Hoy tenemos la gran oportunidad con la economía circular para crear un nuevo modelo económico, además de ser una oportunidad de crear puestos de trabajo para un desarrollo sostenible y mejor que en el pasado”, agrega, asegurando que desde la CMRE se apuesta por dar un empuje y fomentar esta economía sostenible, colocando la economía circular “en el centro de las políticas en el territorio”.

La Declaración de Sevilla aboga por una Europa ecológica, circular y competitiva y pone en valor la capacidad de los municipios para afrontar la situación, aunque reconociendo que los problemas ambientales, como la lucha contra el cambio climático, su efecto sobre la biodiversidad y la creciente escasez de recursos, requieren “soluciones globales”. Así, se apuesta por “una economía circular que transforme los residuos en recursos y ofrezca una solución a la crisis ambiental que se sufrirá con el modelo económico de desarrollo lineal”, alertando de que nos e puede construir el futuro con un modelo basado en el ‘coge, fabrica y tira’.

REDUCCIÓN DE IMPACTO SOBRE CLIMA Y SALUD Y CREACIÓN DE EMPLEO

Entre los compromisos adquiridos, se establece promover un modelo de desarrollo urbano sostenible, inclusivo y resilente, aumentando la demanda de actividades generadoras de bienes y servicios ambientales y, por tanto, haciendo crecer el empleo verde y social de mayor calidad; apoyar un llamamiento a las ciudades por una economía circular; resaltar el papel de los gobiernos locales en estas acciones y reducir los impactos ambientales, climáticos y sobre la salud.

También, se suman a un cambio de modelo para el que piden apoyo político y económico de Europa y de los Estados, favoreciendo estrategias nacionales y regionales e instrumentos de cooperación. Además, se desarrollarán estrategias locales a favor de la economía circular que favorezcan el vertido cero, el reciclaje —especialmente de los biorresiduos—, la reducción de los desperdicios alimentarios, el ecodiseño, la prevención de residuos, la reutilización y el fomento de la compra pública de productos verdes.

Por último, se fomentará la cooperación entre administraciones, se trabajará para involucrar a la comunidad científica en la investigación y desarrollo de programas de economía circular, se impulsará la mejora de la concienciación, sensibilización y participación de la ciudadanía en acciones locales en esta línea por un consumo responsable y se potenciarán los partenariados público-privados para favorecer alianzas entre los distintos actores involucrados del sector público, organizaciones de la sociedad civil y el sector privado.

LOS FIRMANTES

Entre las ciudades firmantes, además de Sevilla, se encuentran la capital gala, París, así como la región italiana de Emilia Romana o la ciudad de .

En España, se han adherido , Granada, , , , , , , Albalate, Albudeite, Alcalá la Real, , Alhaurín de la Torre, Arnedo, Benicassim, Candelaria, Castilleja de la Cuesta, Castilleja de Guzmán, Cervo, Chiclana, , , , , e .

También, se han sumado , , Lliria, Los Molinos, , , , Riba-Roja de Turia, Salobreña, de Aznalfarache, San Martín de la , Santa Eularia des Riu, , Valle de Mena, Vedra, Vícar y Villaviciosa de Odón.