Actualmente, alumnos procedentes de Mali, Kenia, Camerún, Costa de Marfil, , Siria, Ucrania, Rusia y participan en un curso que tiene como objetivo facilitar destrezas básicas en español para conseguir la integración plena en la sociedad y el acceso al mercado de trabajo, ha informado en nota de prensa la universidad.

La vicerrectora de Internacionalización y Formación Permanente, Fátima Guadamillas, se ha reunido con los estudiantes de la tercera edición del programa formativo ESTO-Cruz Roja, que se desarrolla hasta diciembre con una carga lectiva de diez horas semanales en las aulas del antiguo Palacio de Lorenzana.

En la edición actual participan seis estudiantes sin conocimientos de español y doce con nivel básico (A2). En las clases aprenden gramática y practican las cuatro destrezas lingüísticas: expresión oral, expresión escrita, comprensión auditiva y comprensión lectora.

La primera edición de este curso se desarrolló de noviembre de 2017 a enero de 2018 con la participación de dos parejas procedentes de Siria. La siguiente tuvo lugar entre enero y julio de este año, con una veintena de alumnos procedentes de los países citados más Nigeria y Guinea Conakri.