Más de medio centenar de socios del ‘Almodóvar’, junto a su presidente y otros miembros de la directiva, presenciaban este jueves 31 de mayo en el destacado cartel de la corrida del Corpus Christi, en una jornada marcada por la festividad religiosa en las calles de la capital regional y por el festejo taurino vespertino.

Se trataba de la magnífica corrida anunciada con los diestros El Juli, , Morante de la y el matador de la tierra Álvaro Lorenzo, que se midieron ante ocho ejemplares de las ganaderías de Domingo Hernández y Garcigrande. Una cita que se saldó con grandes sensaciones en la que tres de los protagonistas abrieron la puerta grande; solo el de La Pueble del Río no tuvo esa oportunidad.

La expedición partió por carretera desde la población manchega en torno a las ocho de la mañana, en su mayoría haciendo uso del autobús fletado por el Club Taurino, si bien otros socios emplearon sus propios medios. Hasta que llegó la hora marcada, los aficionados almodovareños tuvieron oportunidad de disfrutar del engalanamiento de Toledo que no sólo celebraba el Corpus, sino también el Día de Castilla-La Mancha.

“A diferencia de otros años, éste hemos compartido una jornada muy apacible en lo que al termómetro se refiere, en la que hasta la hora de la corrida nuestros socios se organizaron para contemplar la magnífica procesión de la mañana y, tras almorzar en diversos bares o restaurantes, esperar ya la hora de la corrida”, comenta García.

El festejo, que daba inicio a las seis y media de la tarde, vio lleno el coso toledano en el que Morante de la Puebla obtuvo una oreja y ovación; El Juli, palmas y dos orejas; Alejandro Talavante, ovación y dos orejas; y Álvaro Lorenzo, dos orejas y orejas.