Esta encuesta ha sido presentada por el catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad de Castilla-La Mancha Jesús Fernando Santos Peñalver, y de la misma se desprende que para el 62,8% de los economistas de Toledo el paro es el problema más importante de la región, seguido por los problemas de infraestructuras (60,6%) y la elevada fiscalidad (42,4%).

Inestabilidad política, problemas del agua y el precio de la energía continúan con el listado, donde también se cuelan la baja natalidad, la despoblación o los altos niveles de burocracia, ha informado el Colegio en nota de prensa.