Integrado por las doctoras Eva María Casado e Irene Chico y los doctores William López y el propio Paolo Ciardo, el Observatorio se ha marcado como objetivo revelar la radiografía exacta de las condiciones en las que los médicos eventuales prestan sus servicios en la provincia de Toledo en especial en los periodos vacacionales en los que se recrudece la contratación eventual, según ha informado en nota de prensa el Colegio de Médicos.

Para ello, recabará información tanto de las cuatro Gerencias del (Sescam) existentes en la provincia de Toledo, como de las empresas privadas instaladas en la provincia y los principales sindicatos médicos para elaborar un informe que ponga de manifiesto las condiciones en las que los médicos toledanos han estado ejerciendo su trabajo en estos periodos tan en los diferentes ámbitos de la atención sanitaria.

La estabilidad laboral y la adecuación de las plantillas a las necesidades sanitarias de la población son objetivos que debe perseguir la profesión médica, para garantizar la mejor de las asistencias posibles a la población atendida. Son las instituciones sanitarias, tanto públicas como privadas, las que deben orientar sus políticas hacia conseguir esos objetivos.

Por ello, el elaborará un informe que trasladará a dichas instituciones provinciales y a la ciudadanía con vistas a seguir trabajando para la consecución de dichos objetivos.

En este sentido, el diagnóstico del que se parte, según el doctor Ciardo, apunta a unas condiciones de “excesiva precariedad, que se traducen en muchas contrataciones, incluso de un día, para cubrir situaciones de bajas de larga duración, que no son solventadas por procedimientos más estables y seguros”.