Copclm ha recordado en nota de prensa que la Atención Primaria “es el primer eslabón de la cadena sanitaria”, por lo que considera que “debe cubrir todos los aspectos básicos de la salud, incluida la atención psicológica”. Por ello, ha manifestado que la figura del psicólogo clínico “debe estar equiparada a la de otros profesionales”.

El Colegio ha comentado que “aproximadamente, el 60 por ciento de las consultas en los centros de salud tienen que ver con trastornos de ansiedad, depresivos y psicosomáticos que, muchas veces, se tratan con medicación”.

“Por eso hace falta esa figura especializada del psicólogo clínico, que conoce los tratamientos psicológicos y que, orientados a ese tipo de patologías leves, resolverían el problema”, ha añadido.

Asimismo, ha detallado que, mientras la media europea de psicólogos por cada 100.000 habitantes es de 18 profesionales, en España esa cifra se sitúa en 4,5, lamentando también que en Castilla-La Mancha las listas de espera en el área de salud mental tengan “una demora de entre dos y tres meses, según la localidad”.

Además, ha sumado a esta demora “la dificultad para dar una asistencia especializada de calidad” ya que las citas “se producen con mucha separación temporal”.

Copclm ha detallado que en los últimos seis años, la demanda de asistencia psicológica “se ha incrementado en una cifra cercana al cincuenta por ciento” y ha explicado también que el ochenta por ciento de las derivaciones que se producen desde Atención Primaria a los servicios de salud mental son de patología común, lo que produce “una saturación de estas últimas”.

“Por lo tanto, sería oportuno mejorar las derivaciones desde Atención Primaria y utilizar a los profesionales de la psicología desde ese primer punto de acceso de los usuarios”, ha apuntado, opinando que “así se podría mejorar el servicio, canalizar mejor la demanda y derivar solo los casos que realmente lo requieran”.

Finalmente, el Colegio ha remarcado la necesidad de los hospitales de la región de “ampliar el número de profesionales de la psicología, que desarrollen su labor de manera coordinada con otras áreas”.