El alcalde de Toledo, que ha clausurado las jornadas, ha trasladado a los representantes de las entidades participantes el apoyo de toda la a la labor que desempeñan y la confianza de la sociedad toledana en el trabajo que realizan.

Ha defendido el gasto en políticas sociales porque “nunca son superfluos” y ha asegurado que de todos los déficits “el que más hay que combatir es el del olvido histórico y la discriminación”.

García-Page ha insistido en que gracias a que este tipo de organizaciones que aprovechan fondos públicos para destinarlos a los que más lo necesitan “somos un sociedad mejor y más competitiva” porque “una sociedad que se fractura no puede competir bien y para eso está vuestra labor y jornadas como estas”.

Las entidades sociales que han aunado esfuerzos para llevar a cabo esta estrategia común de visibilidad de la discriminación son Cruz Roja Española, Cáritas, y .

El programa de actividades llevado a cabo en Toledo por estas entidades sociales pretende crear un espacio para el intercambio de proyectos, ideas y buenas prácticas y cuenta con el visto bueno del Fondo Social Europeo del .