Este dispositivo operará en el marco del proyecto SMART, cuyo investigador principal es profesor (). El nuevo sistema se ubicará en el edificio Fiammetta Wilson del observatorio y su funcionamiento se controlará de forma remota, según ha informado en nota de prensa el complejo.

De esta forma, el Proyecto SMART contará en La Hita con un total de ocho detectores de alta sensibilidad que servirán para analizar las propiedades de las partículas de materia interplanetaria que impactan contra la Tierra. Estas partículas, denominadas meteoroides, proceden de los asteroides y cometas que orbitan alrededor del Sol.

La mayor parte son del tamaño de un grano de arena, aunque otras son rocas que pueden alcanzar los 10 metros de diámetro. La entrada en la atmósfera terrestre de estas rocas produce espectaculares bolas de fuego que pueden llegar a ser tan brillantes como el propio Sol.

Los primeros detectores que entraron en funcionamiento en el Observatorio de La Hita fueron instalados por el profesor José María Madiedo en el año 2010 en colaboración con la . El nuevo dispositivo que instalará este investigador permitirá obtener información más detallada sobre la composición química de las rocas que impactan contra la atmósfera.

Además, también aportará datos más precisos sobre la órbita que estos fragmentos siguen en el Sistema Solar, lo que servirá también para conocer de dónde proceden estos meteoroides.

Por su ubicación estratégica, al encontrarse en el centro de la Península Ibérica, el Observatorio de La Hita constituye uno de los nodos fundamentales del proyecto SMART, del que forman parte otros nueve observatorios astronómicos.