###La Castilla-La Mancha desea declarar lo siguiente:

La ley de Sanidad del año 1986 que supuso el inicio de la reforma psiquiátrica en España, a pesar de sus lagunas y defectos, supuso la salida de hombres y mujeres encerrados en los llamados “manicomios” y la recuperación por parte de estas personas de sus derechos como ciudadanos y ciudadanas

Desde ese momento se inicio el desarrollo de un modelo comunitario de atención a las personas con problemas de salud mental, situándonos a día de hoy en un enfoque centrado en la persona, en su recuperación y en la atención dentro del marco de Derechos Humanos.

Dicho esto, no entendemos las declaraciones de Dña Encarna , Presidenta del , cuando señala que las residencias de mayores “no son su sitio” ya que son centros abiertos donde las personas mayores pueden entrar y salir y que además pueden sentirse amenazadas por estos “usuarios” que según ella, no tienen cabida en centros psiquiátricos

Desde la Federación queremos aclarar que las residencias para personas con problemas de salud mental son centros abiertos donde sus usuarios y usuarias pueden entrar y salir con total normalidad, son centros integrados en la Comunidad y que las personas que atienden, siguiendo el modelo comunitario, cuando cumplen la edad determinada pasan a residencias de mayores como cualquier otro ciudadano o ciudadana.

No sabemos a que se refieren los miembros del comité de empresa cuando hablan de reforma de la ley de psiquiatría del año 2010, no entendemos en base a que normativa, estudio, investigación o conocimiento señalan que las personas con problemas de salud mental deben tratarse en un “centro cerrado”

Las personas mayores con problemas de salud mental, al igual que cualquier otra persona mayor con cualquier patología, son ingresadas en hospitales cuando su enfermedad así lo demanda pero no tienen porque estar ingresadas en un recurso sanitario, ni de corta ni de media estancia, cuando su situación personal de salud no lo requiere

La Federación apoya a los trabajadores de residencias de mayores en sus legítimas demandas de falta de sustituciones o de deterioro de infraestructuras y añade la necesidad de formación adecuada para atender a personas mayores con patologías relacionadas con la salud mental, las demencias y cualquier otra que requiera una atención específica.

Desde la Federación Mancha consideramos que este tipo de declaraciones contribuyen a perpetuar el estigma en torno a la enfermedad mental y nos ponemos a disposición de quien necesite información, formación o cualquier otro tema relacionado con la salud mental