La (Ahige) se ha concentrado este lunes en la plaza de Zocodover para mostrar su rechazo a cualquier forma de violencia machista y hacer visible la denuncia y la responsabilidad de los frente al maltrato y la violencia que sufren las mujeres, sus hijos e hijas, así como todas aquellas personas que son víctimas de las agresiones provocadas por lo que han denominado como modelo de masculinidad que impera en la sociedad.

Concejales y concejalas de la Corporación municipal, entre otros representantes públicos, han asistido y participado en la lectura del manifiesto que por octavo año consecutivo se convoca en a la par que en otras ciudades españolas y del mundo.

La concentración, en forma de círculo alrededor de un lazo blanco y velas en memoria de las víctimas, ha contado con un minuto de silencio. Ahige ha convocado a los hombres bajo el lema: ‘El silencio nos hace cómplices’, una premisa con la que han concluido la lectura del manifiesto en el que han animado a no mirar a otro lado. “No sigáis tolerando en vuestro entorno ninguna situación de violencia, sexismo o discriminación hacia las mujeres. Es nuestra responsabilidad actuar allí dónde se dé o se prepare el horror. Denunciad aquellos casos que conozcáis y apoyad, sin vacilar, a las víctimas, pues necesitarán de toda nuestra solidaridad”, ha manifestado.

En esta convocatoria, la asociación también ha alzado la voz sobre el perfil de los agresores. “No son hombres antisociales o enfermos, son hombres comunes, ciudadanos típicos; en muchos casos modélicos, amables, distinguidos y, a menudo, respetuosos y cordiales en su vecindario y su trabajo», a lo que han añadido, «no debemos olvidar que vivir sin violencia es convivir en libertad e igualdad, mirándonos a los ojos todos los días a la misma altura; sintiendo la confianza, el respeto y el apoyo que cualquier ser humano se merece sin que nadie pueda hacerse valer mediante la manipulación, la mentira o la fuerza».

Las ruedas y la asociación

El 21 de octubre de 2006 se celebró la primera concentración de participantes exclusivamente masculinos contra la violencia de género. El movimiento de hombres por la igualdad se ha convertido en estos años en un movimiento social en crecimiento, que en Toledo comenzó a llevar a cabo iniciativas de esta índole en el año 2010.

La Ahige es una entidad sin ánimo de lucro que nació en 2001 y cuyos fines son la igualdad real y efectiva, fomentar el cambio en los hombres hacia posiciones igualitarias que rompan con el modelo tradicional masculino y la creación de grupos y redes de hombres igualitarios.