En sendas asambleas convocadas por CCOO, tanto los conductores del turno de mañana como los de tarde han respaldado la propuesta de paros planteada por el sindicato, después de fracasar la mediación previa a la huelga ante la negativa de Monbus a aceptar las propuestas planteadas para compensar el exceso de jornada impuesto por la empresa a los conductores; y para implantar un registro real de la jornada que efectivamente hacen todos los días, ha informado el sindicato en nonta de prensa.

La huelga comenzará con paros parciales en las ‘horas punta’, desde las 07.30 a las 09.00 horas y desde las 13.30 a las 15.00 horas, durante la primera semana de marzo, desde el lunes día 2 hasta el viernes día 6.

A partir de esa fecha, si al finalizar esta primera fase la empresa sigue negándose a compensar y/o retribuir el tiempo extra que realizan los conductores, la huelga pasará a ser indefinida y a jornada completa.

CCOO vuelve a instar una vez más a la contrata de los autobuses urbanos de Talavera “a la reflexión, la cordura y la justicia”. “Monbus no puede pretender que los conductores trabajen gratis”, indica , secretario general de CCOO-FSC de .

“Llamamos también al Ayuntamiento de Talavera a tomar cartas en el asunto e intervenir ante la contrata de los autobuses; que, con su afán de rapiña, ha abocado a los conductores a una huelga que, inevitablemente, y contra la voluntad de los trabajadores, tendrá repercusiones en el servicio, en sus usuarios y en el tráfico urbano en la ciudad”, ha señalado.