El presidente de -La Mancha, , ha avanzado que el próximo martes celebrará una nueva sesión del abierto, cita en la que suma a agentes sociales de la Comunidad Autónoma, en esta ocasión con la Mancomunidad de Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía.

Así lo ha adelantado en una rueda de prensa desde Talavera de la Reina, donde ha apuntado su intención de legislatura de doblar el caudal del río a su paso no solo de la Ciudad de la Cerámica sino también de la capital regional y “a lo largo de toda su cuenca media”.

Este objetivo, según ha indicado, “no es todo” el que pretende, pero sí es “el mínimo” que a su juicio necesita el Tajo.

García-Page ha insistido en que ahora Castilla-La Mancha necesita “poder establecer bases de consenso” a nivel autonómico antes de acometer una política hidráulica general a nivel estatal.

PLANES DE EMPLEO

El líder del Ejecutivo autonómico ha señalado además que el jueves tendrá lugar otro Consejo de Gobierno de carácter extraordinario que servirá para aprobar definitivamente la orden de convocatoria del nuevo Plan de Empleo impulsado por su Administración, orden que vendrá “adaptada” a las conversaciones mantenidas con agentes empresariales y sindicales al inicio de legislatura.

Además, ha avanzado su intención de abordar con estos agentes sociales nuevas estrategias de empleo a medio y largo plazo, apuntalando el diálogo social.

Ha sido en este punto donde ha abogado por lograr una “rectitud y lealtad sindical y empresarial” en Castilla-La Mancha, de manera que “lo que firmen sindicatos y empresarios” con el Gobierno “no sea objeto de pleito y de denuncia” después.

“No se pueden torpedear planes de empleo porque eso tiene consecuencia para los trabajadores”, ha enfatizado, en clara alusión al recurso judicial a los planes de empleo de 2018 que CCOO interpuso en Talavera de la Reina.