En el mencionado acto de mediación, previo a la interposición de conflicto colectivo, celebrado este jueves a instancias del sindicato, Sureste Seguridad ha reconocido que actuó de forma improcedente al modificar de forma unilateral las condiciones de trabajo de su plantilla y se ha comprometido formalmente a restablecer las anteriores condiciones, según ha informado CCOO en nota de prensa.

Desde el sindicato han recordado que el pasado 24 de julio, “sin anuncio previo ni justificación ninguna”, esta contrata de la Junta cambió los cuadrantes horarios de los vigilantes con efectos a partir del 1 de agosto, dividiendo el turno habitual de 12 horas en dos turnos de seis horas. CCOO advirtió que esta modificación sustancial “impuesta por las bravas” por la empresa incumplía la ley.

“Así lo ha admitido hoy la empresa, que repondrá en sus anteriores condiciones a los vigilantes desde el 1 de septiembre. Antes no es posible porque los cuadrantes de agosto ya están hechos. A partir de este reconocimiento y de esta rectificación, ambas partes, empresa y comité, nos comprometemos a restablecer las buenas relaciones y a reunirnos para, si fuese necesario, valorar y acordar las medidas precisas para cumplir el pliego de condiciones y la legalidad vigente”, ha indicado el secretario de Negociación Colectiva CCOO-Construcción y Servicios en la región, .