Así se ha pronunciado Villafranca en declaraciones a los medios, junto al director general de Desarrollo Rural, , después de el presidente de Castilla-La Mancha, , haya recibido en el Palacio de Fuensalida a los participantes en el III Campus Jóvenes Cooperativistas que organiza Cooperativas Agro-Alimentarias de Castilla-La Mancha, en colaboración con la La Caixa y que se celebra, entre el 10 y el 12 de abril en la localidad toledana de Chueca.

También ha hecho hincapié en el tema de la propiedad de la tierra, un asunto que, según ha dicho, es “complicado” ya que “si tu no tienes un padre que es agricultor y que tiene una explotación” tienes “difícil” ese acceso. Por eso, cree que “hay que ser imaginativos” desde la administración y desde las cooperativas, apostando por que haya cultivos que puedan estar asociados, es decir, “gestionar en común explotaciones”.

Un año más Cooperativas Agro-alimentarias organiza el Campus de Jóvenes con el fin de fomentar la incorporación de jóvenes a las cooperativas. Esta iniciativa se lleva a cabo este año en un momento en el que la sociedad está “muy sensibilizada” con la despoblación rural, ha señalado Villafranca.

Según ha asegurado, la entidad que preside trabaja desde hace tiempo en cómo se pueden “activar” los pueblos, defendiendo que en muchas localidades de la región, la cooperativa es la única industria que hay y es la única empresa que realmente puede crear riqueza y puede hacer que el entorno rural siga estando habitado.

De su lado, el director general de Desarrollo Rural, José Manuel Martínez, ha informado de que a lo largo de estos años han sido 2.500 jóvenes los que han tomado la decisión de incorporarse al campo en Castilla-La Mancha.

“Necesitamos a la gente joven para que innove en el campo y cambie la explotación agraria tradicional a otra más moderna, productiva y sostenible”, ha dicho Martínez, quien considera además que la apuesta por las mujeres es importante para mantener esa lucha contra el despoblamiento.