Las actuaciones supondrán mantener un solo sentido de circulación de entrada al Casco histórico, quedando cerrado el tráfico de salida por la Puerta del Cambrón pero permitiéndose el paso de peatones por la puerta. Según ha informado el Ayuntamiento de Toledo en nota de prensa, quedarán afectadas las salidas de las calles Alamillos de San Martín, Granja, Real y Carmelitas Descalzas, Ángel, , Barrio Nuevo, , Alamillos del Tránsito, Plaza del Conde y primer tramo de Descalzos.

Los usuarios de estas vías podrán tomar la salida por las calles Taller del Moro y El hacia Alfileritos y o bien por Descalzos hacia las Carreras de , por la que deberán salir también los usuarios de la calle San Cipriano. De otro lado, las calles Calvario y Descalzos quedarán en sentido de bajada hacia las Carreras de San Sebastián exclusivamente, cortándose el acceso desde la glorieta de las Cortes.

Asimismo, las líneas de autobuses urbanos deberán restructurarse en una circular y el tráfico de salida de los diversos viales deberá redirigirse evitando la circulación hacia y Paseo de Recaredo, que sólo quedará de entrada. De esta forma, la línea 12 (Circular) entrará por la Bajada de San Martín a y bajará hasta Descalzos por las Cortes.

La frecuencia se doblará pasando de 30 a 15 minutos de tiempo de espera para esta línea de autobús. Por su parte, la línea 2, Buenavista-Plaza del Conde, tendrá su llegada a la plaza de Zocodover y los usuarios de esta línea podrán hacer trasbordo a la línea 12 en Zocodover o para completar su recorrido.

De otro lado, gracias a un acuerdo alcanzado por el Gobierno local y el proveedor de aparcamientos , los residentes que se vean afectados por estas obras podrán hacer uso de las plazas de aparcamiento de Índigo en el Paseo de Recaredo o el Corralillo de a un precio especial de 84 euros al mes durante todo el día, frente a los 140 euros convencionales, para lo cual los interesados deberán ponerse en contacto previamente con la Concejalía de Movilidad o la .