La presidenta de Castilla-La Mancha, , ha celebrado que según los datos del paro del mes de febrero, hoy en Castilla-La Mancha hay 17.751 personas menos en situación de desempleo que hace un año, lo que supone “la segunda mejor cifra interanual de la serie histórica en la región”.

Así lo manifestado durante la inauguración de la II Conferencia Europea de Formación ‘Formación y Empresa. Calidad, talento e innovación’, celebrada en , donde ha asegurado que estos datos significan que “nuestra región ha encadenado dieciocho meses consecutivos de creación de empleo”.

Al mismo tiempo, la presidenta ha destacado que el número de contratos en Castilla-La Mancha ha crecido más de un 21 por ciento respecto a febrero de 2014, “nueve puntos más que a nivel nacional”. Un porcentaje que asciende al 23,5 en el caso de los contratos indefinidos.

De igual modo, Cospedal ha subrayado que actualmente hay en Castilla-La Mancha 2.177 autónomos más que en el último año, mientras que el número de afiliaciones a la Seguridad Social se ha incrementado en 12.292 personas desde el mismo mes de 2014.

A raíz de todas estas cifras, la presidenta regional ha afirmado que “estamos protagonizando entre todos una revolución que supondrá la creación de riqueza y empleo en la región”. En su opinión, “nos encontramos inmersos en un proceso que afianza y consolida nuestro crecimiento económico, basado en los sectores tradicionales -como el agroalimentario, el turístico, el de servicios o el de oficios tradicionales- y su vez, en la innovación y el desarrollo”.

Necesidad de cualificación

En otro orden de cosas, Cospedal ha puesto de manifiesto la necesidad, por un lado, de personal cualificado por parte de las empresas, ya que este “mejora su competitividad y aumenta sus resultados y calidad”; y por otro, la necesidad de cualificación por parte de los trabajadores “para aportar a estas empresas las competencias profesionales que precisa el desempeño de su trabajo en ellas”.

En suma, “un trabajador cualificado aporta valor a su empresa y una empresa competitiva crece con la mejora de las competencias de sus trabajadores y la apuesta por la innovación”, ha apostillado.

En este sentido, la presidenta regional ha puesto en valor que en Castilla-La Mancha, la Formación para el Empleo “ha traído cambios relevantes en la gestión y la implicación en procesos de calidad y evaluación del aprendizaje, así como el control de los fondos públicos”.

Según ha explicado Cospedal, se trata de un sistema accesible que cubre las solicitudes de participación, la justificación económica, la gestión de la calidad, el registro de formadores, los certificados de profesionalidad y el procedimiento de acreditación de competencias adquiridas por experiencia laboral.

Además, ha apuntado la presidenta, este mecanismo “permite la necesaria trazabilidad de los fondos públicos, así como consultar la cuenta de formación de cada trabajador, posibilitando el establecimiento de itinerarios formativos individualizados”.

Al mismo tiempo, Cospedal ha detallado que consiste en un sistema que facilita “cumplir las obligaciones que la Administración se impone en relación con los trámites electrónicos, permitiendo a los interesados interactuar y comprobar en todo momento en qué tramite se encuentra su solicitud”.

Plan de Acreditación

Por otra parte, la presidenta del Gobierno regional ha informado de que su Ejecutivo ha puesto en marcha un “ambicioso” Plan de Acreditación para que los trabajadores “tengan reconocidas y tituladas oficialmente las competencias profesionales que han adquirido en su vida laboral”, ya que, según los datos de la Encuesta de Población Activa correspondiente al cuarto trimestre de 2014, más del 55% de la población ocupada de Castilla-La Mancha no posee una acreditación oficial de las competencias profesionales adquiridas.

En palabras de Cospedal, esto sucede, “no porque estas personas no posean los conocimientos y capacidades que permiten el ejercicio de la actividad profesional conforme a las exigencias de la producción y el empleo, sino porque no lo tienen acreditado de manera oficial”.

Conforme a este nuevo plan regional, la presidenta ha explicado que cuando el trabajador haya obtenido sólo acreditación de parte de la cualificación profesional, se le incorporará al programa de Cheques de Formación para que curse lo que le falte hasta llegar a completar al menos un certificado de profesionalidad, lo que “va a tener muchas ventajas”. Entre otras, “se consigue formar en aquello que realmente necesita el trabajador”.

Felicitaciones de la ministra de Empleo

Por su parte, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha felicitado al Ejecutivo regional porque “con este Gobierno, el empleo ha vuelto a Castilla-La Mancha y no por casualidad, sino porque está detrás, empujando y sumando voluntades para hacerlo posible”.

Asimismo, la ministra ha resaltado que “hoy podemos hablar de creación de empleo en todas las provincias castellano-manchegas”, al tiempo que ha subrayado que la región “es un ejemplo para el por las buenas prácticas en favor de las oportunidades”.

Para finalizar, Báñez ha agradecido a la presidenta Cospedal que Castilla-La Mancha haya sido “de las pocas comunidades que ha invertido al 100 por 100 los fondos recibidos por el Gobierno central para políticas activas de empleo”.