La presidenta de Castilla-La Mancha, , ha reconocido “la profesionalidad, la ejemplaridad y la vocación de servir a los demás” de las más de trescientas personas que forman parte de la empresa , recientemente galardonada como ‘Empresa del Año Fedeto 2013’.

Durante un acto celebrado esta mañana en el Palacio de Fuensalida con un grupo de trabajadores de Ambulancias Finisterre, encabezados por el director general del grupo, , la presidenta ha destacado el mérito de esta empresa que en momentos “tan delicados como los años de recesión económica de la que ya estamos saliendo”, han apostado por “mantener la prestación del servicio sanitario de urgencias y del programado que son fundamentales para los ciudadanos”

Por ello, a juicio de Cospedal, “Ambulancias Finisterre se merece el reconocimiento de este galardón, un premio que se concede a toda la empresa y que ha sido otorgado por los propios empresarios de Toledo”. Algo que, según ha afirmado la presidenta, “es un orgullo, porque la mejor empresa es la que tiene en cuenta a las personas con las que trabaja que, en este caso, son los conciudadanos que están enfermos o están saliendo de una enfermedad”.

Pago de la deuda sanitaria

Según ha recordado la presidenta durante su intervención, el actual ha tenido que pagar 5.000 millones de euros de deuda sanitaria, “una losa muy difícil de superar, pero el transporte sanitario y el transporte sanitario prestado por Finisterre se ha mantenido porque han seguido desarrollando su labor”.

“Gracias a actitudes como las de esta empresa hemos podido entre todos satisfacer la deuda que tenía pendiente la Junta desde hace mucho tiempo con, prácticamente, todas las empresas de la región”, ha proseguido la presidenta, al tiempo que ha asegurado que, de esta manera, “ahora pueden tener liquidez, mejorar sus negocios y aumentar su personal”.

Ambulancias Finisterre, única en toda

En otro orden de cosas, María Dolores Cospedal ha subrayado que Ambulancias Finisterre es la única empresa de su sector en toda España que ha mantenido su actividad de forma ininterrumpida desde hace cincuenta años, “aguantando los malos momentos y aumentando el número de empleados en estos últimos tiempos, algo que les honra”.

Por todo ello, la presidenta ha felicitado a toda la compañía por la “generosidad” demostrada en estos años por los técnicos, los sanitarios y el equipo directivo de Ambulancias Finisterre “con el fin de ayudar y servir a los demás”.