Paños ha explicado que, de las veinte asociaciones vecinales que estaban llamadas a participar en esta reunión del Consejo, en la que el Gobierno tenía previsto explicarles su proyecto de ordenanzas fiscales para 2019, “sólo han acudido dos”. Según el concejal, “muchos representantes vecinales han percibido que se trataba de una reunión de trámite y que PSOE y Ganemos no tenían voluntad alguna de contar con sus opiniones”, según ha informado Cs en una nota de prensa.

Este hecho, ha añadido el portavoz municipal de Cs, es “llamativo y preocupante, porque no es la primera vez que las asociaciones muestran su disconformidad con la forma en la que el Gobierno local entiende y articula la participación en la ciudad”.

Ante lo ocurrido, Paños ha afirmado que “desde Ciudadanos se entiende que las asociaciones vecinales son agentes clave en la ciudad y merecen que el Gobierno trabaje con más previsión y que, en casos como éste, se les informe con tiempo suficiente para que ellas también puedan desarrollar su trabajo de una forma eficaz”.

Esteban Paños ha apuntado, además, que “a pesar de presumir y enarbolar la participación como bandera de su gobierno, queda claro que PSOE y Ganemos no han sabido reconducir una situación que ya venía deteriorada de la anterior legislatura”.

Primero, ha señalado el edil, “mantuvieron paralizadas las antiguas Juntas de Distrito durante más un año mientras elaboraban un nuevo reglamento de participación, algo totalmente incomprensible”. Después, ha añadido, “el nuevo reglamento no ha dado los resultados esperados y los mecanismos previstos en él no están funcionando como se esperaba”.

El portavoz de Cs en la capital regional ha subrayado que “como en otros ámbitos, el Gobierno local ha perdido aquí una gran oportunidad de avanzar y hacer de Toledo una ciudad más participativa, una ciudad que realmente escuche a sus vecinos” y ha lamentado que “este asunto, una vez más, quedará pendiente para la próxima legislatura”.