“La Diputación ya ha puesto en marcha con anterioridad partidas adicionales cuando la ocasión lo requería”, ha indicado Comendador en nota de prensa, en la que ha añadido que “esta crisis no puede repercutir en la inversión de los municipios en los servicios habituales que prestan a los vecinos, por lo que hay que apostar por vías directas que aporten una liquidez de emergencia social a los consistorios que no estaba prevista en los presupuestos vigentes”.

En este sentido, el portavoz de ha valorado que el equipo de haya anunciado el retraso de los cobros de los impuestos municipales gestionados por el Organismo Autónomo de la Diputación, así como el adelanto de los anticipos que se entregan a los ayuntamientos desde el mismo organismo.

Por último, Comendador ha insistido en que la Institución provincial “debe ocuparse de informar eficazmente y facilitar las necesidades en materia de desinfección, limpieza, asesoramiento o ayuda a vecinos mayores, sobre todo en los municipios más pequeños, porque son demandas muy generalizadas”.