La concentración, bajo el lema ‘Page suspende, a septiembre’, tiene como objetivo pedir al presidente regional que escuche a CSIF, el sindicato más representativo en la Función Pública, que recapacite, que entienda su “justa” protesta y “enderece el rumbo”.

En un comunicado, el sindicato advierte de que el 4 de julio se cumplen dos años del gobierno de Emiliano García-Page y, “lamentablemente”, asegura, “no se han revertido, como era su compromiso, los recortes del ejecutivo anterior”.

“Se cronifican las carencias que sufren los ciudadanos y los trabajadores de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, en particular, dificultando el desarrollo de nuestra región y la recuperación de servicios públicos de calidad”, añade.