En rueda de prensa, el responsable provincial de CSIF ha indicado que Talavera de la Reina presenta una “casuística especial” dentro de la región, pues es una de las localidades donde la escuela pública más alumnos pierde, cifra que choca con “el alto porcentaje de estudiantes de la concertada”.

“El peso de la enseñanza concertada en Talavera de la Reina es de más del 60 por ciento y lo que se ha hecho, hasta ahora, es disminuir unidades en los centros públicos. Sin embargo, hasta este año no se ha dado el paso de quitar alguna unidad en centros concertados”.

Luego de alertar de que este año se ha reducido casi a la mitad el número de alumnos que empezarán a cursar Educación Infantil, ha asegurado que este descenso se traduce en la pérdida de unidades infantiles. “El centro que veía peligrar esas unidades era el , pero al final ha habido un número suficiente de alumnos sin escolarizar, a los que no se les había dado el destino solicitado, y con ese cupo de alumnos se va a salvar esa unidad”, ha explicado.

“Espero que empiecen a quitar de una manera normal a los centros concertados como se quita a los públicos para que puedan subsistir”, ha defendido Cardenal.

BARRACONES EN YUNCOS

En otro orden de cosas, ha alertado de la necesidad de acometer un plan de mejora de las infraestructuras educativas en la provincia, ante la imposibilidad de construir nuevos centros, pues el Gobierno regional solo va a construir un en Illescas y un en Esquivias.

Pero, según ha alertado el responsable provincial de Educación de CSIF, hay muchos centros que el 1 de septiembre no van a tener espacio físico para poder acoger a todos los alumnos, como ocurrirá en el Instituto de Enseñanza Secundaria de Yuncos, donde el próximo curso habrá muchos más estudiantes.

“Posiblemente habrá que poner aulas prefabricada o nos sabemos qué van a hacer con ellos”, ha asegurado Cardenal, que ha mostrado la preocupación del equipo directivo y de los profesores del centro ante esta situación.