CSIF ha denunciado esta situación ante Inspección de Trabajo para que supervise las medidas adoptadas por la Administración y valore si realmente garantizan la seguridad de los trabajadores, “o de ser insuficientes, ordene adoptar otras más drásticas, pudiendo valorar la suspensión cautelar de la actividad, ante un riesgo grave e inminente de accidente”.

Este organismo ha anunciado que las dependencias de la Delegación permanecerán cerradas hasta este jueves, según señala el sindicato en nota prensa, que no entra a valorar “la envergadura ni idoneidad de los trabajos a realizar, pero demanda que la reapertura se produzca con la máxima garantía de seguridad para todos los trabajadores y de los propios ciudadanos a los que se presta servicio”.

Además, CSIF recuerda que existe un proyecto desde 2010 para el levantamiento de un edificio que albergue la Delegación Especial de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, u”na necesidad que ahora se torna urgente”. Hasta ese momento, afirma el sindicato, “los empleados deben ser reubicados en otras dependencias para no interrumpir el servicio que se ofrece a la ciudadanía”.